REFLEXOLOGÍA

La Reflexoterapia podal forma parte de la medicina natural, ya que funciona mediante el efecto de activar con masajes compresivos en los pies, nuestra propia energía y también puede ayudar a nuestro cuerpo a desprenderse de las toxinas acumuladas en ciertas zonas del organismo, que por reflejo las encontramos en nuestros pies o dicho de otra forma se trata de un masaje a base de presiones en ciertas zonas específicas de los pies, que tienen correspondencia con todos los órganos del cuerpo que mediante dicho masaje compresivo las activamos y las ayudamos a mejorar.

La Reflexoterapia podal actúa sobre todo el organismo, efectuando una estimulación de todas las fuerzas positivas, al influir sobre los diferentes órganos y sistemas del cuerpo: circulatorio, nervioso, digestivo, etc., normalizando y equilibrando el funcionamiento de éstos.

Sabemos que todo reflejo es una respuesta involuntaria a un estimulo, es la reacción de un órgano, un músculo etc. que mediante una presión o un golpe puede actuar a larga distancia a través de los circuitos nerviosos y mediante las micro corrientes eléctricas que recorren a través de lo largo y ancho de todo nuestro cuerpo. Nuestras células poseen la propiedad de la excitabilidad respondiendo a los estímulos que les llegan.

Pues bien, la Reflexoterapia podal, actúa indirectamente sobre nuestras células ejerciendo su función mediante las presiones que vamos efectuando, con los dedos sobre ciertas zonas precisas de nuestros pies, activando con ello tanto nuestros centros nerviosos, como nuestros canales de energía.

Cabe mencionar, que existen otras zonas reflejas, cómo las manos, la espalda, las orejas, la nariz y la cabeza.

 

Anuncios