REIKI

Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de las manos que armoniza al ser humano a nivel físico, mental y emocional. Esa energía vital puede ser aplicada también a seres del reino animal, vegetal y mineral.

Canalización significa que la energía es conducida a través de un canal y transmisión significa que esa energía se transmite, se transfiere, se pasa a otros o a uno mismo.

Reiki es un vocablo de origen japonés formado por dos kanjis: “rei” y “ki”. “Rei” se refiere al aspecto espiritual, cósmico, sabio e ilimitado de la energía. “Ki” se refiere a la energía corporal  que es necesaria para la vida. Nuestra salud depende de la calidad y cantidad de “Ki” que posee nuestro Ser, tomando como Ser la suma del cuerpo físico, emociones, mente y alma. “Rei” es energía de una dimensión superior canalizada que nos ayuda a mantener equilibrado nuestro “Ki”. El “Ki” es similar al “Chi”, al “prana” de los hindúes o al “Ka” de los egipcios, por citar nombres asignados a la energía vital por distintas culturas.

 Esta técnica fue redescubierta alrededor del año 1920 por un estudioso japonés llamado Mikao Usui motivado por una intensa búsqueda destinada a lograr la sanación del ser humano. Desde hace casi un siglo y ya en este nuevo milenio Reiki está siendo utilizado como una herramienta muy importante en la sanación y en la evolución del ser, teniendo en cuenta que su aplicación despierta el poder de autosanación en nosotros mismos, sin necesidad de experimentar experiencias dolorosas o traumáticas. Reiki es una herramienta fundamental de ayuda para trabajar por nuestro crecimiento interior, por nuestro bienestar y por el de los demás. Reiki  nos revela y nos muestra que es lo que debemos integrar a nuestras vidas a fin de  transformarnos en seres íntegros y genuinos, con nuestros defectos y virtudes, tomando conciencia que nuestro paso por este plano es aprendizaje.

Anuncios